Español English Deutsche Frances

Sobre Nosotros

Julio Ramos es el presidente-administrador  de la Asociación Protectora de Animales La Rosaleda. La Rosaleda fué fundada en el año 1997.  Único centro para gatos sin hogar en la provincia de Tenerife, donde reciben atención médica y cariño. Acogen actualmente a más de 300 gatos pero la continuidad del centro se ve amenazada desde hace tiempo.

Julio Ramos, está dispuesto a comenzar una huelga de hambre frente al ayuntamiento del Puerto de la Cruz para mostrar a todo el mundo en la situación desesperada que se encuentra el albergue " La Rosaleda".

La única ayuda publica que recibian y retirada desde el año 2010, consistia en 10.000 euros del programa para esterelizaciones por parte del Cabildo de Tenerife y pasa directamente al veterinario/s encargados del programa de esterilización.

La situación extrema de este albergue ha llevado a Julio Ramos a pedir la presencia de las autoridades. Fue en el pasado mes de Julio de 2010 cuando se celebró una reunión con el alcalde del Puerto de la Cruz Marcos Brito, su teniente de alcalde Sandra Rodríguez y el consejero de Agricultura del Cabildo Jose Joaquín Bethencourt. Viendo dicha situación el alcalde se comprometió a hacerse cargo del pago del pienso de los gatos. Hasta esta fecha, el ayuntamiento únicamente ha efectuado el pago de un mes de comida, llevando ya TRES años  sin cumplir su promesa.

Sin ayuda Julio tiene que hacer frente a 5.000 € mensuales ( 1.800 € comida, 1.000€ medicamentos, 2.500 €  de la limpieza diaria del refugio,  500€ agua, luz y teléfono y 1.000 € para productos de limpieza y arena, etc.)

Julio Ramos y su mujer Araceli son un claro ejemplo de que en las islas Canarias hay gente que ama los animales. Se ocupan y preocupan de su "niños" de sol a sol, los 365 días del año. Para ellos no hay fines de semana ni festivos. Su almuerzo muchos días un simple bocadillo hecho con todo el cariño del mundo.

Tras varias promesas de ayudas que nunca llegan se han visto obligados a sacar dinero de sus propios ahorros para poder seguir dándoles un hogar a estos animales. Julio Ramos está viendo que si no fuera por el dinero de su jubilación estos gatos no tendrían un hogar y sufrirían un final trágico.

"Los ayuntamientos son los responsables de la recogida, tenencia y custodia de los animales abandonados" Esta es la ley de protección animal (Junio 1991)

El albergue se "mantiene" con la aportación de sus 170 socios más la ayuda desinteresada de los amantes de los animales. Julio nos comenta que muchos turistas en sus vacaciones se ponen ropa de faena y dedican algunos días a ayudar en el albergue.

Aceptan todo tipo de ayudas y donativos, tanto monetarias como de material. Cualquier pintor, albañil, cerrajero que nos puedan ayudar con mano de obra serán bienvenidos en una causa que se hace cada vez más cuesta arriba. "Hasta una bolsa de arena es bien recibida"